Para limitar el uso de energía de los aparatos con el sistema en espera, las instancias gubernamentales han tomado acciones orientadas a reducir estos niveles de consumo.

Por ing. Hernán Hernández

Poco a poco se ha hecho conciencia sobre los “vampiros” eléctricos, que son los aparatos que consumen energía aún sin operar; por ejemplo: Las pantallas, los equipos de reproducción, hornos de microondas, entre otros. El consumo en suma puede ser elevado y la razón del alto pago en la facturación del servicio eléctrico.

La tendencia de estos aparatos que pueden ser operados por control remoto o dispositivos portátiles ha ido en aumento y para limitar estos consumos, en enero del 2014, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la NOM-032-ENER-2013, que en pocas palabras establece los límites máximos de potencia eléctrica de los equipos y aparatos que demandan energía en espera (que puede ir de los 2 hasta los 15 watts), cuyo peso sea menor a 15 kg.

Para los equipos de reproducción de imágenes, el modo de potencia eléctrica más bajo usualmente ocurre cuando el producto ha sido apagado manual o automáticamente pero sigue conectado a la línea de alimentación. En el modo de espera los equipos y aparatos no están realizando ninguna de sus funciones principales, tales como: reproducir sonido, video, imagen, recibir o transmitir datos a través de una red alámbrica o inalámbrica, calentar alimentos, entre otros. Las pruebas a las que son sometidos estos equipos deben efectuarse dentro de un recinto donde la velocidad del aire sea 0,5 m/s y con una temperatura ambiente de 23°C ± 5°C medidas y mantenidas en esos intervalos durante el transcurso de la prueba y medidas en el entorno cercano a la unidad bajo prueba.

Es importante mencionar que no se deberá suministrar ningún tipo de enfriamiento intencional ya sea por medio de ventiladores, climatizadores o disipadores de calor. La superficie sobre la cual se coloque debe ser de madera maciza de pino de 3⁄4 de pulgada o su equivalente en milímetros pintada con pintura negro mate.

La fuente de alimentación de tensión que se utiliza debe ser capaz de entregar al menos una magnitud 10 veces superior a la potencia de placa del aparato bajo prueba y la distorsión armónica total de la fuente de tensión no debe exceder el 2% (hasta la 13ava armónica). El valor pico de la tensión eléctrica de alimentación en c. a. aplicada, debe mantenerse dentro de 1,34 a 1,49 veces del valor rcm y con una regulación de ± 0,2%, bajo carga.

Todas las pruebas deben realizarse con los equipos y aparatos conectados a un circuito de suministro de frecuencia de 60 Hz, ± 1 Hz, y la tensión eléctrica de prueba debe ser 127 V c.a.; monofásico ± 1 V.

Las mediciones de potencia eléctrica en modo de espera deben efectuarse utilizando un analizador de potencia capaz de obtener lecturas del tipo valor eficaz verdadero y debe estar de acuerdo con la forma de onda y la frecuencia de operación del circuito de medición.

Las mediciones de potencia eléctrica en modo de espera mayores o iguales que 0,5 W, deben cumplir con una incertidumbre asociada 2%, a un nivel de confianza del 95%. Las mediciones de potencia eléctrica menores que 0,5 W deben cumplir con una incertidumbre asociada 0.01 W, a un nivel de confianza del 95%.

El analizador de potencia debe tener una resolución de hasta 0,01 W, para mediciones de potencia eléctrica menores o iguales que 10 W y de 0,1 W, para mediciones de potencia eléctrica mayores que 10 W, asimismo los cables que se utilizan en la aplicación de la prueba deben ser acorde a la tabla 6 de la NOM-032-ENER-2013.

La TV, el de mayor uso

El método de prueba para los aparatos en modo de espera es similar, a continuación describiremos el que se aplica a los televisores con pantalla de LED, LCD, PDP y OLED. Es importante señalar que estos equipos deben tener una potencia eléctrica en modo de espera igual o menor que 1 W. Se coloca la muestra sobre una superficie horizontal y se siguen las instrucciones para la puesta en servicio por primera vez, suministradas por el fabricante del aparato. Los parámetros deberán ser los pre-configurados de fábrica.

Programar el analizador de potencia para medir potencia eléctrica promedio, en unidades de watt, tiempo de adquisición de datos 10,00 minutos en intervalos de 10 segundos.

Encender el televisor, ajustar el nivel de audio de forma que el tono emitido sea audible con suficiente claridad y en el DVD reproducir un material comercial previamente grabado, llevar el cronómetro a “ceros”. Al mostrar el cronómetro que han transcurrido 5,00 minutos, se apaga el televisor y se deshabilita la conexión entre el DVD y el televisor, llevar el cronómetro a “ceros”. Al mostrar el cronómetro, que han transcurrido 5,00 minutos, iniciar la operación del analizador de potencia.

La prueba termina al detenerse automáticamente la operación del analizador de potencia. El valor promedio registrado en el analizador de potencia corresponderá a la potencia eléctrica en modo de espera.

El cumplimiento de esta norma, permite al fabricante colocar en la caja o el producto que cumple con dicha norma y asegura que el consumo de energía en el llamado “stand by” (modo en espera) es bajo con respecto a otras marcas. Conocer esta información te permitirá asesorar a tus clientes, para que elijan los mejores productos.

 

Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email