ugg australia ireland belstaff ireland belstaff dublin barbour jackets ireland barbour dublin timberland ireland ugg warszawa canada goose polska canada goose sklep canada goose warszawa canada goose allegro canada goose opinie barbour sklep barbour warszawa barbour polska parajumpers kurtki parajumpers warszawa parajumpers cena woolrich kurtki woolrich kurtki damskie

Como la gran mayoría de los dispositivos eléctricos, los interruptores deben contar con un certificado de conformidad de producto para poder importarse y vender al público.

Por ing. Hernán Hernández

Los interruptores deben ser certificados conforme a la norma NOM 003 SCFI 2014 y se prueban bajo la NMX-J-005-2015, norma mexicana que establece los requisitos aplicables a interruptores para uso general, que se operan manualmente en corriente alterna con tensión asignada no mayor que 440 V y corriente asignada no mayor que 63 A, destinados para las instalaciones eléctricas domésticas e instalaciones eléctricas fijas similares, para uso interior o exterior.

Esta norma aplica a los interruptores para el control en uso normal de:

  1. Un circuito para una carga de lámpara con filamento de tungsteno.
  2. Un circuito para una carga de lámpara fluorescente.
  3. Un circuito para una carga sustancialmente resistiva con un factor de potencia no menor que 0,95.
  4. Un circuito monofásico para carga de motor con una corriente asignada no mayor que 10 A y un factor de potencia no menor que 0,6.
  5. Una combinación de éstos.

Aplica también a cajas para interruptores, con excepción de cajas de montaje para interruptores tipo empotrado.

Esta norma mexicana aplica también a interruptores tales como:

  1. Interruptores que incorporan luces piloto.
  2. Interruptores electromagnéticos de control remoto.
  3. Interruptores que incorporan un dispositivo de retardo de tiempo.
  4. Combinaciones de interruptores y otras funciones de interruptores combinados con fusibles.
  5. Interruptores con componentes electrónicos.
  6. Interruptores que tienen medios para la retención y salida para cables flexibles.
  7. Interruptores seccionadores.

Los interruptores y cajas deben diseñarse y construirse de forma que, en uso normal, su desempeño sea confiable y no representen peligro para el usuario o los alrededores. Para ello, se someten a diferentes pruebas y en este artículo presentamos las más representativas de esta norma mexicana.

Protección contra el choque eléctrico

Verifica que los interruptores sean diseñados de forma que cuando estén montados y cableados como en uso normal, las partes vivas no sean accesibles, aún después de la remoción de las partes que pueden quitarse sin el uso de una herramienta.

La declaración de vigencia de la NMX-J-005-ANCE-2015 fue publicada el 24 de mayo de 2016 en el Diario Oficial de la Federación.

Los interruptores que cuentan con luces piloto que se alimentan a tensión diferente a la tensión extra baja, deben tener medios para prevenir el contacto directo con la lámpara.

Para esta prueba se instala el interruptor como en uso normal y se conecta con conductores indicados en la propia norma. Se energiza el sistema y se verifica mediante la inserción de un dedo de prueba normalizado, junto con un indicador eléctrico con una corriente entre 40 V y 50 V para indicar el posible contacto con las partes vivas.

Resistencia al envejecimiento

Los interruptores y cajas, montados como en uso normal, deben someterse a una prueba en un horno con una atmósfera que tiene la composición y presión del aire del ambiente y está ventilado por circulación natural.

La temperatura del horno debe ser 70 °C ± 2 °C, durante 168 h. Posterior a eso se retiran del horno y se dejan a la temperatura del cuarto y a una humedad relativa de entre 45% y 55% por al menos 96 h.

Se realiza una inspección visual verificando que no muestren alguna fractura visible con visión normal o corregida sin amplificación adicional, ni el material debe haberse vuelto pegajoso o grasiento.

Para lo anterior, con el dedo índice, envuelto en un pedazo de tela áspera seca, se presiona el espécimen con una fuerza de 5 N. Se determina que pasa la prueba si no se observa rastro de la tela en el espécimen y viceversa, es decir tampoco debe pegarse el material de la envolvente en la tela.

Capacidad de cierre e interrupción

Los interruptores deben ser capaces de cerrar e interrumpir un circuito, conforme a su capacidad de corriente asignada. Los interruptores se prueban a 1,1 veces la tensión asignada y 1,25 veces la capacidad de corriente asignada. Se someten a 200 operaciones, el número de operaciones dependerá de su corriente nominal. Al finalizar la prueba se verifica que no sufran algún daño que pueda perjudicar su funcionamiento.

Operación normal

El objetivo de esta prueba es verificar que los interruptores soporten, sin desgaste excesivo u otro efecto perjudicial, los esfuerzos mecánicos, eléctricos y térmicos que ocurren en uso normal.

Si tomamos como ejemplo los interruptores de uso residencial que generalmente no superan los 16 A, a tensiones de hasta 250V~, se le aplica 40,000 operaciones.

Para determinar si el interruptor pasa o no la prueba se comprueba que no exista un desplazamiento entre la posición del miembro actuante y la de los contactos móviles; que las envolventes, forros aislantes o barreras sufran deterioro de forma que el interruptor no pueda operarse posteriormente a la aplicación de la prueba. Si cuenta con compuesto sellador, este no debe presentar escurrimiento; y por último que no exista aflojamiento de las conexiones eléctricas o mecánicas.

Dentro de las pruebas mecánicas a las que se someten los interruptores se encuentra la de impacto, la cual consiste en golpear nueve veces al interruptor en diferentes partes por medio de un dispositivo tipo péndulo; posterior a la prueba, el interruptor no debe mostrar daño. En particular las partes vivas no deben volverse accesibles, en caso de que el interruptor cuente con luces piloto, la tapa de éste puede quebrarse y/o salirse, pero no debe ser posible tocar las partes vivas; para asegurar esto último se utiliza un dedo de prueba normalizado con un indicador y se introduce en la cavidad con la fuerza indicada por la norma.

Provisión para puesta a tierra

Algunos interruptores como -por ejemplo- los de grado comercial, cuentan con partes metálicas que pueden volverse vivas en caso de una falla del aislamiento, por lo que incorpora una terminal de puesta a tierra, la cual debe estar permanente y eficazmente conectada a las partes metálicas. Este requisito de conexión se verifica mediante el cálculo de la resistencia y la caída de tensión, cuando se hace circular una corriente y tensión entre la terminal de puesta a tierra y cada una de las partes de metal accesibles a la vez.

Como pudiste leer, la certificación de los interruptores implica inversiones en tiempo, dinero y diseños que aseguren el cumplimiento y materiales de buena calidad; ostentar un certificado garantiza la seguridad, por lo que te recomendamos siempre comprar productos que muestren la contraseña oficial NOM.

Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email