La tendencia en los sistemas eléctricos se basa en el control para dar confort y permitir un mejor uso de la energía eléctrica a favor de los usuarios.

Por ing. Hernán Hernández

Conociendomas

En esta primera edición del 2016 retomaremos los sistemas de control. No basta con saber que existen o de las maravillas que se pueden lograr en su implementación, deberás tomar en cuenta varios factores para realizar una propuesta correcta y que la operación sea la adecuada o al menos que cumpla con lo que te has comprometido con el cliente.

Muchas veces el cliente solicita propuestas para instalar sistemas de control que permitan la operación de sistemas de iluminación, audio, video y vigilancia; ya sea por mandos a distancia, monitoreo con tabletas y teléfonos inteligentes o bien por horarios.

Lo primero que debes considerar es si realmente estás capacitado para hacer dichas propuestas. Sé honesto y en caso de que tu área no sea la de control, busca a técnicos capacitados en estos sistemas y asesora al cliente en todo momento.

Si ya tienes cierto conocimiento en esta área, la recomendación es conocer a profundidad una sola línea o marca, tal vez contravenga al principio de no casarse con una sola marca, sin embargo la razón es simple: muchas marcas para proporcionarte un curso de certificación en sistemas de control o automatización te solicitan nivel de estudios, haber realizado proyectos con alguna otra marca de control o bien experiencia al menos en la instalación.

Dada la importancia de los proyectos, las marcas líderes no dan cursos abiertos sino entrenamientos por invitación; los cuales tienen duración de 16 o más horas, asimismo se debe cubrir un costo para poder asistir y obtener una certificación como integrador de dicha marca. La inversión de tiempo y dinero bien vale la pena, ya que es uno de los trabajos que actualmente reporta las mayores ganancias.

Conociendomas2

Los sistemas de control pueden brindar grandes beneficios para los residentes; el confort es el más apreciado.

La segunda consideración, ya totalmente orientada a la selección del sistema, es determinar si la obra es nueva, existente o remodelación. Este punto es básico ya que la mayoría de los sistemas más completos de control que involucran iluminación, vigilancia, audio, video y control de acceso, invariablemente requieren la instalación de un mayor número de canalizaciones, por lo que si se trata de obra existente es altamente probable que se tenga que realizar una remodelación completa en las áreas donde se deseé implementar el control. Esto se debe contemplar como primer punto en la propuesta, ya que será un gasto que el cliente debe considerar para decidirse o no a la implementación.

Para lo anterior, puedes realizar reuniones con el cliente a fin de aclarar dudas y sobre todo ir puntualizando los sistemas a controlar; es decir en un principio se puede considerar iluminación con interruptores y atenuadores, cámaras de vigilancia, distribución de audio y video; pero si es una obra recién remodelada o nueva significaría un gasto doble, en este caso no todo está perdido. Si observas a tu alrededor la cantidad de construcción existente es simplemente mayor que la obra nueva, por lo cual aún siendo este caso es posible cubrir la necesidad del cliente aunque debe puntualizarse correctamente los alcances de la propuesta de control.

Específicamente los sistemas de control llegan a ser tan flexibles que dan oportunidad de integrar sistemas alámbricos e inalámbricos; saber combinar estas tecnologías de forma adecuada se traducirá en estabilidad de operación.

Conociendomas3

La gran mayoría de los fabricantes brindan asesoría de forma gratuita para las propuestas de control, pero es un error muy común del instalador pensar que un empleado se presentará a sitio para hacer la verificación y programación. Si bien brindan el soporte técnico solicitado, no están orientados a realizar el trabajo del instalador.

A manera de resumen, las consideraciones son: analizar con honestidad si se tiene la capacidad de realizar la propuesta, en caso contrario contactar a alguien especializado y asesorar al cliente; determinar la necesidad de remodelación de las zonas a controlar; presentar el proyecto al cliente antes de implementar con costos; y por último implementar el sistema que puede ser cableado, inalámbrico o la combinación de ambos.

La oferta en sistemas de control es muy amplia, hace algunos años había una línea muy marcada entre utilizar sistemas inalámbricos o cableados; actualmente es posible converger ambos haciéndolos altamente compatibles

Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email