Electrotips

A través de la instalación de atenuadores se pueden variar los niveles de iluminación en los espacios de una residencia: sala, comedor, recámaras y pasillos, entre otros. Entérate cómo hacerlo.

Por Ing. Hernán Hernández

Antes de proceder con la instalación de un atenuador debes conocer el tipo de lámpara o luminario que se atenuará, es decir verificar el método de atenuación requerido por el equipo.

Las lámparas, como por ejemplo las incandescentes -que por cierto están de salida en el mercado mexicano- requerían simplemente reducir la cantidad de energía en sus terminales para atenuarlas. Para ello se utilizaban atenuadores de alambre, mejor conocidos como resistivos; estos atenuadores reducían la cantidad de energía mediante el consumo de cierta parte de ella que se disipaba en forma de calor. Sin embargo tenían desventajas como nulo ahorro de energía, producción de calentamiento en la placa e interferencias y ruido electromagnético en el sistema eléctrico.

Además, estos atenuadores no son compatibles con las nuevas tecnologías de los balastros, ya sean incorporados o separados, sobre todo los electrónicos de las luminarias LED y fluorescentes incluyendo las compactas.

El primer paso entonces es seleccionar el tipo de atenuador adecuado para la lámpara que se va a controlar.

El procedimiento siguiente es leer el instructivo, en él encontrarás toda la información de la configuración, sobre todo los conductores que deben conectarse o bien las terminales de conexión tipo tornillo en el caso de que no sean prealambrados. Una de las características que se han heredado de los antiguos atenuadores resistivos es la conexión simple a dos terminales. De forma general un atenuador cuenta con 2 terminales: una de entrada de alimentación y la otra es la salida hacia la carga, o como se conoce comúnmente el regreso. Dependiendo la marca, es posible encontrar uno o dos hilos adicionales, en el caso de los atenuadores con herrajes metálicos uno de los hilos adicionales corresponden a la terminal de tierra y el segundo es para conectar un interruptor de 3 vías y generalmente se coloca del mismo color que el de regreso a la carga, pero se diferencia con una etiqueta.

Para realizar la conexión de un atenuador precableado sigue estos tips:

TIP 1. Desconecta la alimentación del circuito derivado desde el centro de carga. Es recomendable bloquear la manipulación del centro de carga para evitar una reconexión accidental de la alimentación.

TIP 2. Desmonta el interruptor o atenuador a sustituir. Si los conductores de la instalación no están diferenciados por colores o bien quieres asegurarte que corresponden a fase y regreso, aísla las terminales con capuchones o cinta aislante, energiza el circuito y con la ayuda de un detector de fase, determina cuál es el hilo correspondiente al circuito derivado. Una vez hecho esto desconecta nuevamente la alimentación para desenergizar el circuito con las recomendaciones mencionadas anteriormente.

TIP 3. Une el conductor correspondiente a la entrada de la alimentación del atenuador con el conductor de circuito derivado; después, el conductor del regreso con la salida del atenuador, y aíslalos por medio de capuchones o cinta aislante.

TIP 4. Si el dispositivo tiene conductor de puesta a tierra en la caja de salida, conecta al conductor verde del atenuador; en caso de que esta caja sea metálica conéctala a los conductores verdes.

Electrotips2

Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email