El Programa Casa Segura ha firmado convenios de colaboración con distintos municipios del país para realizar revisiones periódicas a las instalaciones eléctricas de las viviendas, con el fin de reducir los accidentes que año con año se presentan por el uso de la energía.

Por María del Carmen Ruiz
Coordinadora del Programa Casa Segura

La ausencia de dispositivos de seguridad, la manipulación inadecuada de las instalaciones, la sobrecarga eléctrica, la ubicación de cables de alta tensión a la altura de ventanas, así como el envejecimiento y deterioro de las instalaciones eléctricas, son los principales desencadenantes de incendios y electrocuciones que ponen en peligro a las personas y a los hogares.

Estos eventos son los problemas más importantes en la instalación eléctrica de la vivienda en México debido principalmente a la antigüedad de las edificaciones, sin embargo no existe una cultura de revisión de instalaciones que permita a los habitantes estar alertas del nivel de riesgo de las mismas y así prevenir cualquier tipo de accidentes eléctricos en el hogar.
 
El Programa Casa Segura®, una iniciativa de ICA-Procobre, busca hacer conciencia y orientar sobre los riesgos de accidentes causados por instalaciones eléctricas obsoletas o inadecuadas, y el impacto de éstas en el consumo adicional de energía eléctrica. Una instalación eléctrica segura garantiza a sus usuarios tranquilidad y confort, y al inmueble seguridad y valor.
 
Según estadísticas del Programa Casa Segura®, tan sólo en los municipios de Córdoba, Guadalajara, Hermosillo, Iztacalco, Monterrey, Puebla y Zacatecas, existen más de 1 millón 500 mil viviendas con más de 15 años de antigüedad, que cuentan con una instalación obsoleta o deteriorada, lo que aumenta el riesgo de un accidente debido a que la demanda eléctrica actual no es la misma que en el pasado.
 
La mayoría de dichas instalaciones fueron construidas cuando no existían todos los equipos y aparatos eléctricos que se utilizan hoy en día, por lo que no están preparadas para soportar tantos aparatos conectados al mismo tiempo. De esta forma, el uso y abuso de multicontactos se ha convertido en una práctica común y pocas personas saben que es uno de los mayores peligros: se sobrecarga la instalación, y genera un mayor riesgo de una falla eléctrica o cortocircuito.
 
Cada día hay equipos nuevos que necesitan estar conectados a la corriente eléctrica para funcionar adecuadamente, pero las instalaciones de las viviendas no están preparadas para dar servicio a tantos aparatos, de ahí el abuso de multicontactos.
 
Materiales para una instalación segura
 
Adicional a esto, es importante señalar que en temas de seguridad eléctrica hay cosas que se hacen simplemente irremplazables, y es por ello que debemos conocer qué elementos o materiales serán utilizados en la instalación eléctrica.
 
Un ejemplo claro es el uso del cobre en el cableado eléctrico, el cual gracias a su uso confiable se ha ganado la posición de conductor eléctrico más eficiente para la fabricación de alambres y cables eléctricos comerciales e industriales, ya que conduce la electricidad con muy pocas pérdidas de energía. Los conductores de cobre son más fuertes, además que tienen mayor durabilidad y mejor comportamiento en eventos de sobrecarga y cortocircuito, comparados con los conductores de aleaciones de otros metales.
 
Por lo anterior, es muy importante verificar al momento de construir, reparar o actualizar la instalación eléctrica, que siempre se utilicen elementos que cumplan con las normas oficiales mexicanas vigentes, para garantizar un buen desempeño.
 
Cabe señalar que las casas de más de 15 años de antigüedad son, en términos generales, obsoletas en su instalación eléctrica comparadas con lo establecido en la normatividad eléctrica vigente, y es común que sus componentes estén dañados por el uso, o deteriorados por el tiempo, incrementando el riesgo en el uso de la energía eléctrica. De ahí la importancia de la implementación del Programa Casa Segura® .
 
Para hacer del hogar un lugar eléctricamente seguro, Programa Casa Segura® difunde la recomendación de la NOM 001- SEDE-2012 en su numeral 4.4.2.2. (“Es recomendable que las instalaciones eléctricas se prueben e inspeccionen periódicamente”).
 
 
En caso de contestar positivo a cualquiera de estas preguntas, es necesario contactar a la Unidad de Protección Civil de su comunidad para que los guíen y sepan cómo solucionar el problema para evitar una catástrofe.
 
Casos de éxito Programa Casa Segura®
 
 
Los primeros convenios a nivel Latinoamérica del Programa Casa Segura® se realizaron con éxito en los municipios de Zacatecas, Iztacalco y Hermosillo, donde se instauró el programa como una política pública gratuita para los residentes.
 
Hoy en día, el ayuntamiento de Córdoba, Veracruz, trabaja en la revisión de las instalaciones eléctricas de las viviendas, a través de la Unidad Municipal de Protección Civil y del Programa Casa Segura® ; estas acciones impactarán a 49 mil viviendas, de las cuales se estima que un 70% presenta una irregularidad.
 
Conociendo los riesgos que existen en muchas viviendas del país, es importante tomar en cuenta las recomendaciones del Programa Casa Segura®, del que forman parte empresas como POLIFLEX, antes de que se presente un suceso inesperado e irreparable.
 
El Programa Casa Segura se busca instaurar en diferentes municipios del país, con el objetivo de promover un verdadero examen para las instalaciones eléctricas de la vivienda y revertir de esta manera el panorama de inseguridad y riesgo eléctrico al que se está expuesto en forma permanente.
 
Se recomienda que un electricista certificado revise cuando menos cada cinco años las instalaciones eléctricas. Este tiempo debe acortarse si se presentan eventos de cortocircuito, o dependiendo de la intensidad de uso.
Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email