El ejercicio es el mejor aliado de tu salud y de tu estado de ánimo. Comienza a realizar tres veces por semana alguna actividad física y verás prontos resultados.


Seguramente en varias ocasiones has escuchado los múltiples beneficios que el ejercicio brinda a tu salud física. Pero, sabías que puede aumentar tus niveles de energía y ayudarte a mejorar tu estado de ánimo. Esto se debe a que el ejercicio hace que el cuerpo fabrique endorfinas, sustancias químicas que nos hacen sentir más felices y en paz.

Realizar una actividad física es una de las mejores maneras de poner en movimiento al organismo, gastando las energías que se acumulan debido al consumo de productos grasos y estimulando el funcionamiento adecuado de todos sus órganos y tejidos.

Debido a todos sus beneficios, resulta importante que te actives y comiences a ejercitarte. Puede que en un principio no te encuentres muy motivado y te resulte difícil comenzar, sin embargo a continuación te mostramos algunos pasos que puedes llevar a cabo para lograrlo.

  1. Elige tu deporte: No te dejes llevar por las modas, todo dependerá de tu experiencia con el ejercicio físico y las metas que te gustaría alcanzar.
  2. Empieza con una meta diaria y alcanzable: De esta manera te mantendrás enfocado y motivado de haber logrado lo establecido.
  3. Realiza la actividad física a la hora que más te guste: Lo ideal es hacerlo por la mañana porque te va a llenar de energía.

  4. Haz de tu rutina de ejercicio un hábito divertido: Lograrás disfrutarlo y no aburrirte. Un ejemplo es acompañarlo con música o invitar a un familiar o compañero.
  5. Escucha las señales que te manda tu cuerpo: Aprende escuchar a tu cuerpo y respetar tus límites.

“La vida es como el ejercicio, cuánto más duro es, más fuerte te vuelves”.

Comparte esta información en tus redes...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone