Factores como la humedad y la temperatura son determinantes en los daños que la corriente eléctrica puede provocar en el cuerpo humano.

 Por: Ing. Víctor Hugo Pérez López / Cecyt 4 – IPN

La electricidad se encuentra prácticamente presente en todas partes, por mencionar algunos ejemplos de la vida cotidiana: en el hogar al alimentar una lámpara, qué tal en la conversión de energía eléctrica a mecánica con una gama de equipos que facilitan las labores del hogar como son las licuadoras, lavadora, la bomba de agua o el refrigerador, sólo por mencionar algunas aplicaciones.

¿Y cómo es que se relaciona la electricidad con el cuerpo humano?

El cuerpo humano en su estado de homeostasis o equilibrio requiere básicamente de tres componentes para su óptimo funcionamiento: oxígeno, sangre y glucosa. El oxígeno es tomado del medio ambiente y procesado a través del sistema respiratorio; el ser humano requiere del 21% de oxígeno para realizar las funciones básicas.

La sangre, suministrada a todo el organismo a través del corazón (un adulto registra de 60 a 80 latidos por minuto), transporta los nutrientes necesarios. Y finalmente la glucosa aporta la energía tomada de los nutrientes de los alimentos.

El cerebro es el encargado de administrar las funciones de muchos órganos, aparatos y sistemas del cuerpo, todo ello a través de la sinapsis. La palabra sinapsis viene de sinapteína, que Sir Charles Scott Sherrington y colaboradores formaron con las palabras griegas sin- que significa “juntos”, y hapteína, es decir “con firmeza”. Y que de manera general permite la unión especializada de las neuronas, a través de los impulsos eléctricos que se originan de una descarga química.

Haciendo una analogía del cuerpo humano con la electricidad, el cuerpo humano por un lado actúa como conductor al permitir el impulso eléctrico o paso de la corriente eléctrica que se define como el flujo de electrones a través de un conductor en función al tiempo que tiene como unidad de medida el Amper; asimismo, el cuerpo humano actúa como una resistencia eléctrica, como la oposición al paso de dicha corriente cuya unidad de medida es el Ohm y que además, en caso de una descarga eléctrica, dicha corriente buscaría el menor camino de resistencia en el cuerpo (tejido, piel, músculos, etcétera), teniéndose por lo regular una salida en extremidades como son los brazos y pies, etcétera.

Aunque el cuerpo humano actúa como conductor al permitir el impulso eléctrico o paso de la corriente eléctrica, también lo hace como una resistencia eléctrica.

Y hablando de descargas eléctricas o choque eléctrico ¿Cuáles son los efectos de la electricidad sobre el cuerpo humano?

Los efectos son diversos, desde un simple cosquilleo hasta efectos fatales, los cuales dependen del tiempo de exposición, la magnitud de la corriente, el tipo de corriente que puede ser de tipo alterno o directo, condiciones de salud, estado físico del accidentado, entre otros.

Cosquilleo que puede al principio de la exposición causar una sensación placentera; asimismo otro efecto es el dolor y la contracción muscular, donde los músculos se tensan como cuando un trabajador toca los conductores eléctricos y que comúnmente se dice que “quedó pegado”, este fenómeno se da en la exposición con corriente alterna, como la que existe en los hogares o casa-habitación.

En el caso de una exposición con corriente continua el efecto es contrario, es decir tiende a aventar a la víctima, generando un posible trauma; cuando la persona se desmaya por el trauma u otra razón, la lengua –al considerarse un músculo- pierde su tonalidad y tiende irse hacia atrás, lo que provocaría una obstrucción de la vía aérea, generándose un posible paro respiratorio.

Asimismo, cuando la corriente eléctrica alterna pasa por el corazón, ésta provoca un desorden desde el punto de vista eléctrico. Imagínese una gráfica de dicha corriente alterna con su característica: la forma de onda senoidal, pasando por un ciclo positivo, negativo, y como común denominador de pasar por cero como parte de esta alternancia. Al llegar esta corriente o choque eléctrico esa forma de onda se distorsiona generando un caos, y si el corazón –como ya se mencionó- trabaja con esos impulsos eléctricos a través de la sinapsis, físicamente el corazón no tendría la capacidad de bombear sangre adecuadamente, por el caos provocado por la corriente externa, produciéndose una fibrilación ventricular.

Asimismo, en el caso de estar expuesta la víctima a una corriente directa, que viaja en una sola dirección, ya sea en el ciclo positivo o negativo, la lesión provocada en el corazón generaría una arritmia cardiaca, y en consecuencia una lesión llamada asistolia, que se caracteriza por la ausencia de la actividad eléctrica en el corazón.

De lo anterior, desde el punto de vista cuantitativo o de magnitudes, se puede resumir lo siguiente en las curvas de seguridad, de acuerdo a la normativa de la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC, por sus siglas en inglés). Ver gráfica 1.
CONCLUSIÓN

Los efectos que puede tener la energía eléctrica sobre el cuerpo humano, es importante comentarlo, está en función de la tensión de contacto, la corriente, el tiempo, la superficie de contacto, el estado de la persona accidentada y los lugares por donde circula la corriente en el cuerpo humano.

Así pues, la corriente eléctrica -ya sea alterna o directa- puede provocar daños en el cuerpo humano, dependiendo el área del cuerpo en contacto y las condiciones, es decir, si es una condición húmeda, seca o con temperatura, y desde luego las características fisiológicas de las personas.

Es importante subrayar que el personal que labore, y en general quien emplee esta forma de energía eléctrica que se aplica de diversas formas en la vida cotidiana para facilitar el trabajo, tome siempre en cuenta las condiciones de las instalaciones eléctricas en su uso y mantenimiento, como se menciona en este número, en la sección de Instalaciones Seguras. Promover una cultura sobre protocolos de actuación en el caso de una descarga eléctrica y tener una capacitación constante en el uso de la energía eléctrica, son factores que ayudarán a mantener la seguridad de todos los usuarios de la red.

Una arritmia cardiaca puede presentarse en una persona expuesta a una corriente directa, que viaja en una sola dirección ya sea en el ciclo positivo o negativo.

Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email