Un ambiente de trabajo saludable beneficia a los trabajadores y aumenta su eficacia y productividad.

BIEN

Por Psicóloga Andrea Velasco Casazza

Si las personas se encuentran en un ambiente donde se sientan cómodos desarrollando su trabajo, y con una buena disposición, el resultado final de su desempeño será el mejor.

A continuación, algunas sugerencias de cómo puedes lograr generar un buen ambiente en el trabajo:

– Procura mantener una actitud positiva.
– Sé abierto y acepta las opiniones y sugerencias de tus compañeros; ellos pueden aportarte grandes cosas.
– Controla tu temperamento y sé lo más cordial posible con tu jefe y tus compañeros.
– Mantén tu espacio de trabajo limpio y en orden. En algunas áreas de trabajo se pueden encontrar muchas personas realizando la misma o distintas labores, y es importante que cada quien se responsabilice de sus cosas y materiales de trabajo.
– Sigue los procedimientos de seguridad con precisión y utiliza el equipo de protección adecuado, para que no sufras ningún tipo de daño.
– Procura conocer específicamente cuáles son las actividades que tienes que realizar y de esta manera no estarás realizando trabajo extra y no te encontrarás saturado realizando el trabajo de los demás.
– Si en algún momento no tienes claro cómo se realiza algún procedimiento, no dudes en preguntar las veces que sea necesario hasta que lo hayas entendido completamente. Recuerda que es mejor tener conocimiento de cómo hacer las cosas y qué se espera en el resultado final.

El cambio comienza con nosotros mismos y debemos apoyarnos los unos a los otros para generar un buen ambiente de trabajo. Te invito a que comiences a poner en práctica estos consejos y verás los resultados.

Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email