José Alberto Rosas Cortez

“Hay que usar guantes, casco, todo lo necesario para protegerse. Trabajando con cuidado y bien adquiere uno seguridad.”

Mi nombre es José Alberto Rosas Cortez, tengo 40 años de edad, nací en Culiacancito, Culiacán, Sinaloa; mi familia la componen mi esposa, Patricia López Rivera, mis dos hijos, Cruz Alberto Rosas Zañudo y Yanery Guadalupe Rosas Zamora. De aquí me gustan las playas, el campo, la gente con la que convivo, aquí hay un malecón adonde va mucha gente, se llama Paseo Niños Héroes, las fiestas, como el aniversario de la ciudad, el 21 de enero, o el aniversario de la Virgen de Guadalupe, 12 de diciembre.
Yo empecé como ayudante de electricista con mi papá, y cuando falleció, hace unos 10 años, yo heredé su trabajo. Comencé a los 17 años, o sea hace 23; antes ya había tenido otros empleos, como cuestiones relativas a veterinaria en una granja porcina, y en el campo, fumigando por ejemplo, en eso trabajé como 8 años.

Estudié en el Tecnológico de Culiacán, no terminé la carrera de ingeniero electricista por problemas familiares, me faltó un año. De gran ayuda fue para mí trabajar con mi papá, él me enseñó muchas cosas. Yo me di cuenta que me faltaba foguearme trabajando, en la escuela nos inclinábamos más por la teoría.

Posteriormente seguí yo solo. Aprendí mucho de los trabajos anteriores, pero indudablemente lo que más me ha gustado es la electricidad. En este momento me encargo de dar mantenimiento a muchos negocios en el centro de la ciudad. Para tener éxito en el trabajo hay que continuar aprendiendo, también a los compañeros les recomiendo que le echen ganas al trabajo, yo tengo muchos amigos que son colegas y les digo que se debe cobrar lo justo, es poco el trabajo y a veces se quiere cobrar caro, pero ser justos es una manera de ganar clientes.

Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email