Central Eléctrica

Genera tu electricidad

Caminar, subir escaleras, bailar, andar en bicicleta e incluso respirar, son acciones que realizamos día a día y a través de las cuales se puede generar electricidad.

El ser humano es capaz de generar electricidad con su propio movimiento. Así se ha comprobado desde hace décadas; fue en el siglo XIX cuando comenzaron a darse los primeros pasos al descubrir el efecto piezoeléctrico (del griego piezein, "estrujar o apretar"), un fenómeno físico que presentan algunos cristales debido al cual, aparece una diferencia de potencial eléctrico (tensión eléctrica) entre ciertas caras del cristal cuando éste se somete a una deformación mecánica.

Sin embargo, esta y otras tecnologías están siendo utilizadas actualmente en la producción de electricidad. Aquí te mostramos proyectos que funcionan y otros que siguen en su etapa de investigación, los cuales están enseñando al mundo una nueva forma de autoabastecernos de energía sin ocupar los combustibles fósiles.

CAMINAR, CORRER Y BAILAR

Uno de los inventos más significativos y cuyo uso podemos ver extendido por varias partes del mundo es el creado por Laurence Kemball-Cook, un joven graduado de la Universidad de Loughborough, en el Reino Unido, quien resultó ganador de la iniciativa “Keep Walking Project” lanzada por una empresa de whisky.

Se trata de Pavegen, una baldosa que capta la energía que generan nuestros pasos. La tecnología que utiliza convierte la energía cinética en electricidad, que se puede almacenar y utilizar para diferentes aplicaciones.

Así podemos ver aplicada las Pavegen en la iluminación de calles enteras y escuelas, incluso el año pasado ocuparon esta tecnología para iluminar un árbol de Navidad dentro de un centro comercial.

También en el 2011 se utilizaron estas baldosas en una pista de baile dentro de uno de los festivales de música más populares del Reino Unido, cuya energía sirvió, entre otras cosas, para cargar durante 4 días los celulares de mil asistentes.

SUBIR Y BAJAR ESCALERAS

Comúnmente en los edificios encontramos elevadores que nos evitan realizar un ejercicio benéfico como lo es subir y bajar escaleras, que por lo general las personas no practicamos ya sea por dos razones: por llegar más rápido a nuestro destino o por no cansarnos.

El Pavegen del que anteriormente hablamos es capaz también de captar la energía cuando bajamos y subimos escaleras. Otro invento, que también saca provecho de esta acción es el diseñado por los chinos Shuo Yang, Yang Qiao y Bolong Huang, quienes diseñaron un dispositivo que se coloca a los barandales de una escalera. Sin embargo, depende de que lo empujen para poder generar luz que beneficia a los mismos usuarios y por supuesto representa un ahorro significativo en energía para el edificio.

PULSACIONES

Aunque el objetivo de sus investigaciones es lograr que los movimientos corporales generen la energía que requieren los aparatos medicinales y electrónicos portátiles, el doctor Zhong Lin Wang y su grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Georgia, Estados Unidos, presentaron en el Encuentro y Exposición Nacional de la Sociedad Química Americana un dispositivo desarrollado a base de nanogeneradores que aprovecha la energía del cuerpo humano (incluyendo pulsaciones y circulación de la sangre) capaz de alimentar pantallas LCD y transmitir una radioseñal.

RESPIRAR

Un chip de goma hecho con nanocintas de zirconatotitanato de plomo, desarrollado por investigadores de Princeton y Caltech, es capaz de alimentar la batería de un marcapasos, al situarlo cerca de la caja torácica para que el movimiento de la respiración alimente la batería del aparato.

Esto significa un gran avance, pues evitaría que los pacientes que usan los marcapasos tengan que entrar cada cierto tiempo (por lo regular 6 años) a quirófano para cambiar la batería de su aparato.

EJERCICIO

Existen varios proyectos parecidos en cuanto a generar energía al realizar ejercicio. Uno de ellos es la bicicleta de spinning “Star Trac Spinner NXT”, misma que funciona en más de 70 gimnasios de los EU.

Este aparato aprovecha la energía cinética (generada por el pedaleo de los usuarios) al combinar una bicicleta estática con un generador, el cual está conectado a un dispositivo que convierte la corriente continua producida con el pedaleo en corriente alterna que se inyecta a la red. Un inversor da prioridad en la energía a utilizar en el recinto a la generada por las bicicletas antes que a la que proviene de la red eléctrica.

Se dice que una clase (que dura en promedio 1 hora) con 20 bicicletas en uso puede generar 3 kW por sesión. Lo más significativo es que con 4 clases diarias se puede producir cerca de 300 kW al mes, suficientes para iluminar una casa de tamaño medio durante 6 meses.

ROPA Y CALZADO

¿Tu ropa o calzado son capaces de recuperar la energía que desprendes? La respuesta seguramente será no, pero investigadores realizan estudios para que esto sea posible, utilizando materiales como el titanato-zirconato de plomo, capaz de convertir el 80% de la energía que recibe en electricidad. Gracias a la nanotecnología, podría incorporarse a las prendas mediante una goma especial. También trabajan con nanocables de óxido de zinc y con microfluidos que podrían ubicarse en la suela de determinados calzados.

Un prototipo de calzado es el realizado por Ville Kaajakari, un ingeniero de la Universidad Tecnológica de Lousiana en Estados Unidos, quien ha creado un zapato tenis que contiene un pequeño generador en su suela. Cuando el usuario se mueve, genera una recarga piezoeléctrica capaz de alimentar baterías o aparatos electrónicos pequeños en tiempo real.

También encontramos con mayor difusión los InStep Nanopower, unos zapatos tenis con dos sensores que captan la energía cinética generada por la pisada del usuario, transformándola en una corriente de hasta 20 Watts. A través de Wi- Fi, esta energía pasa a los dispositivos móviles ampliando el rendimiento de su batería.

PUERTA GIRATORIA

¿Te imaginas que cada vez que pasaras por una puerta giratoria generaras energía? Esto ya es posible en una estación de tren de los Países Bajos (Europa), donde la compañía Royal Boon Edam Group Holding ha instalado una puerta giratoria que almacena la energía que generan los usuarios, misma que se utiliza para iluminar unas lámparas con LEDs en el techo, mientras que en el exterior un indicador muestra la cantidad total de energía producida.

BATERÍA PORTÁTIL

Uno de los inventos más loables por la aplicación que se le está dando es la batería nPower PEF (Personal Energy Generator), la cual se carga con la energía que nosotros producimos al caminar, al correr, al ir en bicicleta o cualquier movimiento habitual.

Las vibraciones que generan nuestras acciones son las que producen la energía que se almacena en esta batería portátil, misma que podemos colocar dentro de un bolso o mochila; mientras nos movemos, ésta se carga.

Aunque esta batería sólo nos permite recargar teléfonos, reproductores de sonido y GPS, se está utilizando para recargar móviles que permitan enviar mensajes de texto o tweets en tiempo real desde una zona en crisis, con el fin de orientar a los servicios de emergencia y que la ayuda llegue más rápido a donde se necesita.

La prueba de que producimos energía al caminar

goo.gl/Z3I3i

Fuentes: www.pavegen.es, tecnoviral.blogspot.mx, www.repsol.com, www. consumer.es, www.matuk.com, www.instepnanopower.com, ecologismo.com, generatuenergia.com, tec.nologia.com

1 Watt produce el movimiento de nuestros pulmones al inhalar y exhalar.

 

Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email