Ahorro de Energía

La NOM-028-ENER impulsa vanguardia tecnológica en iluminación

El PEEF es un programa que otorga financiamiento, asistencia técnica y asesoría a la industria, comercio, prestadores de servicios, micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) y usuarios residenciales, que estén interesados en mantenerse a la vanguardia tecnológica en materia energética, para ser más competitivos y sustentables.

Por Ing. Carlos A. Ramírez Martínez,
evaluador de Producto Subdirección Técnica-FIDE

Por su utilidad, la lámpara eléctrica es uno de los inventos del hombre más importantes y utilizados desde su creación en el siglo XIX y hasta la fecha. A lo largo de estos poco más de cien años, la ciencia ha mantenido una constante búsqueda de nuevas tecnologías en la iluminación artificial, que sean más eficaces y eficientes, es decir, menos demandantes de recursos naturales para su generación.Todos los industriales, empresarios, comerciantes y prestadores de servicios tienen la posibilidad de adquirir los beneficios de este programa. Sólo deben presentar la documentación que acredite su negocio y un proyecto en el que planteen la modernización de sus tecnologías y equipos con el objetivo de ahorrar y hacer un uso eficiente de la energía eléctrica.

En consecuencia, una de las razones del retiro de la lámpara incandescente del mercado en todo el mundo es el compromiso que diversos países se han planteado en materia de reducción de emisiones contaminantes responsables del cambio climático, entre ellas, las producidas al generar energía eléctrica.El Fide analiza la viabilidad financiera del solicitante, así como el proyecto energético y lo evalúa técnica y económicamente. Al cumplirse satisfactoriamente esta parte, se firma el contrato y los pagarés. De ahí se pasa a la ejecución y supervisión de obra, con lo que se concluye satisfactoriamente el proyecto. El último paso son los pagos del financiamiento al fideicomiso, que tiene que realizar el usuario.

Por ello, el impulso de tecnologías de iluminación como las lámparas fluorescentes compactas y las lámparas con LED que ofrecen una mayor luminosidad con menor demanda de potencia, en comparación al foco incandescente, es un aspecto central en el uso racional de este recurso.
 
México retira lámparas incandescentes
 
La iluminación es una de las áreas de oportunidad que presentan potencial de reducción en el consumo energético para equipos del hogar y de inmuebles, toda vez que se estima que en México este rubro representa aproximadamente 18% del total de energía eléctrica que se ocupa en este sector.
 
El gasto se realiza a través de un parque estimado de 290 millones de focos (tubos fluorescentes, focos incandescentes y lámparas fluorescentes compactas).1
 
Por otra parte, la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética ordena al Estado Mexicano elaborar una estrategia nacional para la transición energética mediante la cual promueva la eficiencia y sustentabilidad energética.
 
Es por esto que se emitió la Norma Oficial Mexicana de Eficiencia Energética de Lámparas para Uso General (NOM-028), que establece los límites mínimos de eficacia para las lámparas de uso general, destinadas para la iluminación de los sectores residencial, comercial, servicios, industrial y alumbrado público.
 
La publicación de la NOM-028-ENER ocurre el 6 de diciembre del 2010 dentro del marco de la COP 16 XVI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático celebrada en Cancún, Quintana Roo. Esta norma establece, específicamente en el inciso 5.1, eficacias inalcanzables para los focos incandescentes, de manera que implica la salida del mercado de estos productos en potencias iguales o superiores a 100 W a partir de diciembre de 2011, de 75 W a partir de diciembre de 2012, y las de 60 W y 40 W a partir de diciembre 2013. Es por ello que esas lámparas están siendo sustituidas por opciones más eficientes, como las fluorescentes compactas autobalastradas (LFCA) y las basadas en tecnología LED.

 
Modificación de la NOM-028-ENER
 
En 2013, la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), en consecuencia del resultado de una consulta con los principales fabricantes e importadores de lámparas de uso general, transmitida al Comité Consultivo Nacional de Normalización de la Conuee; decidió modificar el numeral 5.1 de la NOM-028-ENER.

 

De manera que se pospone por un año la salida final del mercado mexicano de las lámparas incandescentes de 40 y 60 watts (focos) de uso general.
Esto significa que, en el mercado mexicano, durante el 2014 se seguirán comercializando los focos de las dos potencias antes mencionadas.
Con el fin de favorecer a la población de más bajos ingresos en zonas rurales de nuestro país, el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide) prepara un programa para apoyar el proceso de salida de las lámparas incandescentes del mercado nacional.

Es importante reiterar que la salida del mercado de las lámparas incandescentes es una tendencia global; Brasil prohibirá las lámparas incandescentes a partir de 2015 y Estados Unidos a partir de 2014, lo que significa que la producción masiva de éstas disminuye con la reducción de los mercados, y que las regulaciones similares a la NOM-028-ENER, en los demás países del mundo, implican la desaparición de la oferta de esta tecnología.

Cabe mencionar, por ejemplo, que el consumo energético de los dispositivos de iluminación menos eficientes del mercado puede multiplicar por cuatro o cinco el de las más eficientes; esto significa que si se modernizan las lámparas puede reducirse el consumo energético.

Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email