El FIDE financia la instalación de subestaciones eléctricas, incluyendo la conexión de la red de mediana tensión, las obras necesarias para recibir la acometida, la instalación del equipo de medición y el certificado expedido por una UVIE que acredite que las instalaciones eléctricas cumplen con la NOM.

FIde

El pago de energía eléctrica de cualquier empresa representa un gasto importante dentro de los costos de operación. Por ello es necesario administrarla, evitando desperdicios y utilizándola de manera eficiente a través de la incorporación de equipos y tecnologías de alta eficiencia energética, como es el caso de las subestaciones eléctricas.

Las subestaciones eléctricas son un conjunto de dispositivos que forman parte de un sistema eléctrico, cuya función principal es transformar y regular los niveles de tensión para que la energía eléctrica pueda ser suministrada a voltajes adecuados para su utilización. El elemento principal de una subestación, el transformador, funciona bajo el fenómeno de inducción electromagnética y hace posible elevar o reducir los niveles de voltaje, identificándose así principalmente como elevadores o reductores de tensión.

El beneficio más tangible de instalar una subestación eléctrica es la disminución en la facturación eléctrica, derivado del ahorro en el costo por kWh consumido, así como una mejora significativa en los parámetros de suministro como:

  • Menor variación de voltaje
  • Mejor regulación de tensión
  • Mejor balanceo entre fases
  • Menor interrupción del suministro

 Programa Eco-Crédito Empresarial

FIde2

El Programa Eco-Crédito Empresarial Masivo del FIDE, mediante el que se apoya a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) del país para sustituir los equipos de alto consumo de energía eléctrica por otros más eficientes, recién incorporó las subestaciones a las tecnologías que financia.

A través de este programa se otorga financiamiento a las Mipymes para la adquisición e instalación de subestaciones eléctricas para cambio de tarifa de baja a media tensión, reduciendo el costo de la energía eléctrica y, por lo tanto, el pago de facturación eléctrica.

El FIDE otorga un monto máximo de financiamiento de hasta $400,000.00 (I.V.A. incluido) con una tasa preferencial a un plazo de cuatro años. Los pagos se realizan a través del recibo de luz y para el otorgamiento de créditos no se solicita evaluación de su situación financiera ni comisión por apertura.

En el caso de las subestaciones eléctricas, el crédito incluye la conexión de la red de mediana tensión, las obras necesarias para recibir la acometida, la instalación del equipo de medición y el certificado que

acredite que las instalaciones eléctricas cumplen con las Normas Oficiales Mexicanas, expedido por una Unidad de Verificación (UVIE). Por todo esto, sólo se financian proyectos de subestaciones eléctricas aprobados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Cabe señalar que a través del programa, al primer trimestre de 2016, se han financiado 114 subestaciones eléctricas para cambio de tarifa a diferentes Mipymes del país, en capacidades que varían de entre 25 y 112.5 kVA, en tensiones de 13.2 y 23 KV, monofásicas y trifásicas, tipo pedestal y tipo poste. Si una Mipyme tiene un servicio de energía eléctrica contratado en tarifa comercial de baja tensión 2 o 3, el FIDE puede apoyarla para adquirir e instalar una subestación eléctrica y realizar su cambio de tarifa eléctrica a OM o HM, ya sea de los sectores comercial, industrial o de servicios, a nivel nacional.

Para más información sobre el financiamiento de subestaciones eléctricas y otras tecnologías eficientes, los interesados pueden comunicarse al teléfono 01-800-FIDETEL (343-38-35) en el que se les dirigirá con la persona responsable en función de la región en que se encuentren las Mipymes interesadas.

Comparte esta información en tus redes...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email