Ignorar los miedos de tus pequeños es la peor actitud que puedes tomar. Analiza y comprende su situación, buscando juntos un camino para dejar atrás sus temores.

Por: Psicóloga Andrea Velasco

Que tu hijo o hijos tengan miedos es algo relativamente normal hasta cierta edad. Muchos niños expresan temor ante situaciones cotidianas concretas que generalmente están fuera de su control o que todavía no comprenden (ir a dormir, quedarse a oscuras, estar alejados de sus padres, asistir a la escuela, estar en un lugar nuevo). Solo debes preocuparte si los miedos perduran demasiado o provocan un estado de ansiedad desproporcionado.

A continuación te presentamos algunos consejos que podrás poner en práctica junto con tus hijos y de esta manera ayudarlos a superar sus miedos.

-Entiende su miedo: Trata de comprender de qué se trata y por qué se originó. Una vez identificado el factor, encuentra una manera fácil de que tu hijo lo enfrente y supere.

-Mantén una conversación abierta y de confianza: Que él pueda expresar libremente sus sentimientos sin burlas ni regaños.

– Evita que realice actividades que desencadenan su miedo: esto sólo lo va a empeorar, él tiene que tomarse su tiempo. Por ejemplo: si sus amigos se atreven a tirarse de la tirolesa, y él no quiere, evita forzarlo o ridiculizar su temor.

– Manténlo alejado de personajes que puedan asustarlo: Evita programas de televisión o películas que no sean aptas para su edad.

– Camina con él por el área de la casa o la habitación con la que asocie el miedo: De esta manera se sentirá seguro y verá que no tiene por qué tener miedo.

Asegúrate que sienta que es querido: Él debe sentir que cuenta con tu apoyo en todo momento.

Enséñale maneras de contrarrestar la ansiedad: Escuchar música, relajarse, practicar un deporte, leer, etcétera.

– Concédele algún poder sobre la situación: Encender una pequeña luz, tener una pequeña mascota o un juguete protector, sin llegar a los extremos de que no pueda salir o vivir sin esto.

Recuerda que los miedos van acordes con la edad. Si notas algún miedo irracional en tu pequeño lo mejor es apoyarte con terapia.

Comparte esta información en tus redes...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone