Tengo más de 60 años de experiencia. Comencé muy joven en el ramo de la electricidad y ahora comparto todo lo que sé con mis hijos que también se dedican a las instalaciones eléctricas.

Por Ing. Gabriel Gil

Mi nombre es Lázaro Ramírez Garnica, soy originario de la localidad de Tlacotepec de José Manzo, perteneciente al municipio de San Salvador el Verde, un lugar tranquilo y calmado en el estado Puebla. Aquí estoy con parte de mi familia, mi esposa con quien tuve 8 hijos: Javier, Esaú, Lázaro, Lucía, Minerva, Eréndira, Eli y Demetrio (fallecido). Las festividades aquí son principalmente religiosas: En honor a José Manzo San Salvador, el 19 de marzo; en Semana Santa, el Santuario de 2 semanas y el 12 de diciembre a la Virgencita.

Me gusta estar tiempo con la familia, en especial mis nietos. Anteriormente practicaba el ciclismo, sin embargo, por la edad se me dificulta hacerlo. Aprovecho también mis ratos libres para ver Facebook y platicar con amistades y familia por WhatsApp.

Mi experiencia

En la electricidad llevo ya poco más de 60 años. De pequeño sólo pude estudiar la primaria, ya de adulto pude terminar mis estudios a través del INEA. Mi primer empleo fue como ayudante en una fábrica (el Pilar) durante 12 años, en el área de mantenimiento; ahí aprendí mucho, pues revisaba contactores, arrancadores, baleros, apretaba terminales, entre otras actividades.

Después tuve la oportunidad de trabajar en la CFE, en Volkswagen, en Hylsa así como en Luz y Fuerza del Centro, haciendo diferentes trabajos, todo relacionado con la electricidad. Así es como fui formando mi experiencia. Trabajé también en Xotla para una compañía que venía de Monterrey, le hacía el mantenimiento a las plantas para soldadura.

En una ocasión vino una televisora a grabar un partido de básquetbol, yo había hecho toda la instalación de iluminación del gimnasio, llegaron los ingenieros a realizar pruebas y preguntaron quién había instalado las lámparas; me felicitaron por el excelente trabajo que había hecho.

Mis anécdotas

Los riesgos siempre existen. En una ocasión me mandaron a desconectar una planta de soldar, bajé el interruptor y metí mi desarmador, lo balanceé un poco y sin querer toqué el gabinete y que me da el golpe; no supe ni dónde quedó el desarmador, estuve ciego como 4 horas. La parte de abajo del gabinete tenía energía, por eso es importante siempre trabajar con el equipo de seguridad adecuado.

Me gusta mucho compartir mis experiencias con mis hijos, pues ahora ellos se dedican también a las instalaciones eléctricas. Siempre les aconsejo que sean serios, honestos, garanticen su trabajo y, muy importante, que consideren las indicaciones de las señoras de la casa, pues ellas determinan qué quieren y nosotros debemos orientarlas para que tengan una instalación que realmente satisfaga las necesidades en su casa.

Mi conexión con Eléctrica

La revista Eléctrica la conocí por mis hijos, ellos me suscribieron. Me agrada leer los Casos de Éxito, pues ahí uno ve a los compañeros con mucha experiencia, siempre me preguntaba si algún día me tocaría a mí. En general es muy buena, pues nosotros debemos buscar la forma de estar actualizados y Eléctrica nos ayuda mucho en eso.

El consejo que puedo dar a mis colegas es que siempre busquen superarse. Hacer un buen trabajo, no buscar problemas, que el cliente no le llame para quejarse, ser pacientes y siempre ser mejores, no ser orgullosos, no ser egoístas.

Comparte esta información en tus redes...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone